En 2017 se crea  La Fundación Argentina de Rugby  Inclusivo (FARI) con el objetivo  de promover al rugby como una escuela de formación permanente en valores para la vida  garantizando un espacio de seguridad, trabajo en equipo, respeto, cooperación, diversidad y autonomía.

En la actualidad más de 550 jugadores entrenan esta modalidad en todo el país.

Pumpas, a través de la  Fundación,  desarrolla su trabajo en tres niveles: social, educativo y deportivo.